El sufragio femenino, la paz y las redes internacionales de mujeres, 1919-2019

Seminario público Proyecto Europeo Women Vote Peace: 8-febrero-2019 (17h.-21h.) Facultad de Educación, Universidad de Zaragoza; Campus Plaza de San Francisco, Zaragoza, España

PROGRAMA:

17h-18,30h: “La Alianza Internacional de Mujeres por el Sufragio y el debate sobre el sufragio femenino en España: Clara Campoamor y Victoria Kent”. Debate sobre conflictos entre mujeres, por Concha Gaudó, historiadora; Sandra Blasco, historiadora; Carmen Magallón, historiadora de la ciencia

18,30h-20h: ¿Por qué el VIII Congreso de la Alianza Internacional de Mujeres por el Sufragio, se movió de Madrid a Ginebra, en 1920? Debate sobre conflictos en el feminismo, por Isabel Lizarraga, profesora, Lda. en Filología Hispánica, escritora, autora de la novela Cándida y Juan Aguilera, profesor y Doctor en Filología Hispánica. Autores del libro: De Madrid a Ginebra. El feminismo español y el VIII Congreso de la Alianza Internacional para el Sufragio de la Mujer, Barcelona, Icaria, 2010

20h-21h: El centenario del 2º Congreso de WILPF, Zurich, 1919. Programa y celebración en 2019. Heidi Meinzolt, Representante de Europa en el Consejo Internacional de WILPF y Carmen Magallón, presidenta de WILPF España

Viajes de una gota de agua

Recuperamos en este volumen tres textos dramáticos publicados en Buenos Aires en 1954 y hasta ahora nunca editados en España. Por primera vez, desde un lejano libro de cuentos de 1899, aparece al frente de su obra el verdadero nombre de la autora que firmó con el seudónimo de Martínez Sierra: María de la O Lejárraga.

viajes-de-una-gota-de-agua

Viajes de una gota de agua reúne tres piezas teatrales para niños de muy diversa factura. La que le da título narra en forma dramatizada la aventura vital de la gota Clara, desde su nacimiento en el manantial hasta su llegada al mar, un viaje iniciático plagado de experiencias y de enseñanzas. Merlín y Viviana, protagonizada por un perro bonachón y una gata egoísta y presumida, nos adentra en la irracionalidad de los sentimientos amorosos, sin atender a quién los sufre. En busca de una peluca es una entretenida comedia de magia en la que intervienen, «en perfecta igualdad y compañerismo, hadas, fantoches y animales», en un escenario exótico y fascinante.

Las letras y las voces

Por enésima vez en la misma mañana el Maestro dio un respingo sobre su escritorio, sobresaltado por el llanto de un niño.

–¡Doña Isabel! ¿Vuesa merced se ha vuelto sorda? ¡El chiquillo está llorando!

Doña Isabel Solís de Maldonado, efectivamente, oía a su hijo, pero pensaba que, aunque sólo fuera en una ocasión, el padre de la criatura podría acercarse a la cuna y consolarlo. Finalmente, el remiso progenitor se aproximó con cautela, empujado más por el sentimiento de curiosidad que por el de obligación. Entre las sábanas, en medio de hipos, el niño balbuceaba curiosos sonidos señalando algún objeto en la sala. El Maestro se inclinó para observar el camino de donde surgían los gemidos.

–¡Ajá! –concluyó– La letra no es sino la figura por la cual se representa la voz… Y la voz no es otra cosa que el aire que respiramos, espesado en los pulmones, y herido después en el áspera arteria que llaman gargavero… de donde sale de nuevo rozando campanilla, lengua, dientes y labios… ¡Mmmm!

El Maestro se dirigió de nuevo a su mesa, olvidando la insistencia del llanto del niño, y apuntó las ideas que su extenuante magisterio en la Universidad de Salamanca le impedía reflejar en papel: “Capítulo tercero: De cómo las letras fueron halladas para representar las voces”.

–¡Don Antonio de Nebrija! –volvió a quejarse la dama– ¡Cuándo acabaréis vuestra bendita Gramática!

miradas jpg

(Finalista del II Certamen Relato Hiperbreve ‘Camino de la Lengua Castellana 2010’)

De Pamplona hasta el cielo (E.T. en Sanfermines)

Aunque sabíamos que estábamos borrachos, nos sorprendimos de su extraña cabeza, disimulada malamente con la txapela, igual que el cuerpo rechoncho embutido en los previsibles camisa blanca y pantalón. La faja le quedaba grande, colgando.
–Mi casa –señaló hacia el cielo, y luego indicó en dirección a la cuesta de Santo Domingo con su dedo de láser–. El encierro.
Casi nos morimos de risa mirando su mano de cuatro dedos… ¡Qué tipo más raro! Lo cogimos en volandas y lo acercamos a la barrera de gente que se agolpaba para ver la carrera.
–Mi casa –dijo de nuevo, muy agradecido, sonriéndonos con sus enormes ojos redondos.
Sonó el primer cohete anunciador de la suelta de reses e inmediatamente el segundo, que pregonaba que todos los toros habían salido, y aunque seguíamos bebidos nos espantó que saltara por encima de los espectadores y se tirara de cabeza contra el primer morlaco.
Cabezazo, embestida y al cielo.
–Mi casa –se oyó en la distancia.
Los que no estaban borrachos contaron que durante unos segundos se hizo de noche y, allá arriba, el enano cabezudo se dibujó contra la claridad de la luna mientras se alejaba volando hacia su planeta extraterrestre.

I Premio de Literatura Ilustrada Villa de Nalda e Islallana

La escuela de la vida

Mónica, una joven maestra destinada en la escuela de Nalda, llega a la Villa repleta de ilusiones, pensando que se encuentra en el momento culminante de su vida. Fascinada por el paisaje y dispuesta a desempeñar su trabajo con celo profesional, cree poder encontrar la felicidad junto a Roberto y la pequeña Claudia. Sin embargo, el destino le reserva imprevistos avatares. La verdad y la mentira, la ilusión y el desencanto, la amistad, la pedagogía y el amor se imbricarán en un lazo del que se deduce que la sabiduría surge tanto de la escuela como de la vida.

4

Texto: Isabel Lizarraga – Ilustraciones y portada: José Ignacio Amelivia