¡Que venga “la Julia”! Julia Álvarez Resano, la navarra que enardeció multitudes

IMG_20201002_121457Julia Álvarez Resano, puño en alto y voz vibrante. Una figura enérgica de mujer que levantó pasiones en la Ribera de Navarra durante la II República, tan amada por los desfavorecidos como denostada por las fuerzas de la reacción.

Julia Álvarez fue maestra de niñas en Villafranca, abogada de los pobres ante los Tribunales de Justicia, asesora de la Federación de Trabajadores de la Tierra junto a Ricardo Zabalza, diputada por el Frente Popular en 1936, gobernadora civil de Ciudad Real. Su voz, siempre valiente, nunca se avino a callar sus opiniones. Tras la derrota republicana y antes de su muerte prematura en el exilio mexicano, aún tuvo tiempo de sufrir los rigores de la Francia ocupada mientras colaboraba con la Resistencia y la amargura de su expulsión oficial del Partido Socialista junto a Juan Negrín. Su rebeldía y su carácter franco y decidido nunca le abonaron comodidades ni prebendas.
Esta novela recupera la voz de una luchadora que a principios del siglo pasado, cuando las mujeres carecían de derechos civiles, no tuvo miedo a expresar su opinión ni a gritar sus deseos de equidad y justicia.